Vitaminas

Las vitaminas y los minerales son sustancias imprescindibles para el buen funcionamiento del cuerpo humano.

El concepto de ??vitamina? surgió a principios de siglo para definir las sustancias para la vida que no pueden ser fabricadas por nuestro organismo y cuando no se ingieren en las cantidades requeridas, favorecen la aparición de algunas enfermedades.

¿Para qué sirven?

Son indispensables para:

  • Mantener nuestro organismo saludable.
  • El crecimiento.
  • El equilibrio nutricional.

Actúan como sustancias reguladoras de los procesos metabólicos y funcionales necesarios para la vida. Las vitaminas más importantes para nuestro organismo son la A, B, C, D, E y K.

¿Cuántos tipos de vitaminas hay?

La mejor manera de clasificar las vitaminas, es la capacidad que tienen para disolverse en agua o en grasa.
La solubilidad determina su estabilidad, la presencia en los alimentos, su distribución entre los líquidos corporales y la capacidad para depositarse en los tejidos.
Hoy en día se conocen 13 tipos de vitaminas de las cuales 4 son liposolubles y 9 son hidrosolubles.

Vitaminas liposolubles (A, D, E y K).- es necesario consumirlas con la grasa de algunos alimentos, ya que no pueden disolverse en agua. Estas vitaminas no deben tomarse en ayunas.

El exceso de estas vitaminas puede provocar que se almacene en el hígado o en el tejido graso, donde pueden alcanzar niveles tóxicos en poco tiempo, por lo que se puede tornar peligroso el consumo excesivo de la vitamina A y D. El sol ayuda a fijar la vitamina D en el organismo.

Las vitaminas liposolubles se encuentran en aceites de hígado de pescado, yema de huevo, mantequilla, crema, aceites vegetales, frutas (duraznos), levadura, leche, salvado de trigo, germen de trigo y margarina.

Vitaminas hidrosolubles (B1,B2, B3, Ácido Pantoténico, B6, Biotina, Ácido Fólico, B12, Vitamina C).- Se caracterizan porque se disuelven en agua. Algunos alimentos no aportan las cantidades vitamínicas suficientes debido a que las pierden durante el proceso de cocción, sin embargo, para recuperar parte de estas vitaminas se puede utilizar el agua donde se cocieron las verduras agregándola a caldos y sopas.

El exceso de estas vitaminas normalmente se desecha por la orina, por lo tanto no tienen efecto tóxico al consumirse en grandes cantidades.

Las vitaminas hidrosolubles se encuentran en los siguientes alimentos: leche, queso, hígado, carne, productos con cereales, legumbres, levaduras secas, vísceras, yema de huevo, coliflor, nueces, verduras (papa, col) y frutas (guayaba, melón, fresas, piña).

Además, existen las provitaminas, son aquellas sustancias que pueden convertirse en vitaminas cuando están dentro del organismo (pueden obtenerse sintética o biotecnológicamente también). Entre las más importantes está el beta-caroteno que se transforma en vitamina A.

El D-panthenol o Dexpantenol es conocido también como alcohol D-pantotenílico o provitamina B5. Esta sustancia es cuantitativamente convertida en ácido D-pantoténico (vitamina B5) en el cuerpo. Este último es un constituyente normal de la piel y del cabello.

¿Qué alimentos contienen vitaminas?

La forma correcta de adquirir las vitaminas que necesita nuestro organismo es a través de una alimentación balanceada.
Las vitaminas se encuentran repartidas de forma universal en alimentos como:

  • Carne
  • Pescado
  • Huevo
  • Productos lácteos
  • Frutas
  • Verduras
  • Aceites
  • Legumbres (son los que aportan mayor cantidad de vitaminas)

¿Qué problemas puede provocar una deficiencia de vitaminas?

Los desórdenes alimenticios de la vida moderna ocasionan diversos trastornos por deficiencias vitamínicas. Muchas personas no obtienen de la dieta todos los nutrientes que necesitan debido a que no comen adecuadamente. Esto les puede ocasionar; huesos frágiles, problemas para dormir, cabello débil, piel reseca y ojos apagados.

La mejor manera de asegurar una ingestión apropiada de vitaminas es seguir una dieta balanceada, ingiriendo alimentos variados, sin embargo, es importante mencionar que ninguno por sí mismo aporta todas las vitaminas, ya que éstas se encuentran repartidas en los alimentos.

Es necesario consumir las 13 vitaminas de acuerdo a la edad, sexo, estilo de vida, estado de salud, así como situaciones específicas como un embarazo, por ello es importante acudir con un médico, para que le proporcione lo suplementos necesarios.

¿Es posible que las vitaminas se destruyan en el proceso de transformación de los alimentos?

Algunas vitaminas son sensibles al calor, la humedad, la luz y el oxígeno, por lo tanto todos los procesos de transformación de alimentos como: pasteurización, esterilización, deshidratación, ebullición y congelación pueden dar como resultado que los alimentos pierdan su riqueza vitamínica.

Recomendaciones

  • Evite recalentar o cocer en exceso los alimentos, es mejor consumirlos inmediatamente después de su preparación.
  • Cuando consuma frutas y verduras, procure lavarlas, pelarlas (sólo en algunas ocasiones) y cortarlas justo antes de consumirlas.
  • No deje remojando los alimentos durante mucho tiempo.
  • No utilice mucha agua a la hora de cocinarlas.


Más información

NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO