El trasplante en México

La medicina avanza día con día, lo que nos permite ofrecer nuevas soluciones a las grandes enfermedades de la humanidad. Hace algunas décadas las personas que sufrían daño o lesión en algún órgano, era imposible proporcionarles algún tipo de cura. Afortunadamente, el trasplante de órganos revolucionó la forma de tratar algunas enfermedades, como: daño renal, insuficiencia cardiaca, leucemia y cirrosis hepática, entre muchas otras.

En México, en 1963, los doctores Federico Ortiz Quezada, Manuel Quijano Narezo y Manuel Flores Izquierdo, realizaron el primer trasplante renal, en el que fuera el Centro Médico Nacional (Siglo XXI), del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Gracias a este procedimiento, el paciente vivió casi 30 años más.

En la década de los ochenta, México tuvo un avance significativo en este campo, ya que se realizaron con éxito los primeros trasplantes de hígado, páncreas y corazón, lo que le dio una esperanza de vida a pacientes que no la tenían.

Hoy en día, las técnicas de trasplante en nuestro país y en todo el mundo han mejorado considerablemente, además se han desarrollado medicamentos que disminuyen el posible rechazo del paciente hacia el órgano trasplantado.

Se entrevistó al Dr. José Carlos Peña Rodríguez, nefrólogo del Hospital Angeles Mocel, sobre el trasplante Renal.

Dr. Peña, ¿en qué consiste el daño renal?

La insuficiencia renal se caracteriza por un deterioro progresivo de las funciones del riñón. El cual tiene dos causas principales:

¿Cuáles son los síntomas de daño renal?

Afortunada o desafortunadamente, el riñón es muy adaptable, por lo que en muchas ocasiones el paciente no se da cuenta de que tiene daño renal, hasta que pierde un 80% de su funcionamiento. Es en estos casos, cuando el trasplante se vuelve necesario para el paciente.

¿Existe un tratamiento alternativo al trasplante? ]

El paciente puede sobrevivir con un tratamiento sustitutivo, es decir la diálisis o hemodiálisis. Este procedimiento consiste en utilizar una máquina que realiza la función del riñón y limpia la sangre de los deshechos que dañan su salud.
Este puede ayudar al paciente incluso durante años, hasta que se encuentre el donador adecuado para realizar el trasplante renal.

¿El trasplante es la mejor opción para el daño renal?

La mejor opción es la prevención; el daño renal no se puede revertir, pero sí se puede detener la progresión de la enfermedad y evitar la pérdida total del órgano.

La prevención es la mejor opción para cualquier enfermedad, por lo que es muy importante que el paciente acuda con su médico regularmente. Sin embargo, en caso de que el paciente presente más de un 80 por ciento de daño renal, indudablemente el trasplante de riñón es la mejor opción.

La diálisis o hemodiálisis, es un proceso que no permite que el paciente se reintegre al 100% a sus labores cotidianas, ya que tiene que acudir de dos a tres veces por semana al hospital para recibir su tratamiento.
En cambio, la calidad de vida es excelente en los pacientes trasplantados.

¿Existen complicaciones?

Se pueden presentar algunas complicaciones, como; pérdida de injerto por obstrucción o rechazo, infecciones o tumores. Sin embargo, esto ha disminuido gracias a los nuevos medicamentos que disminuyen el posible rechazo, así como las infecciones.

Afortunadamente, el porcentaje de éxito total en este tipo de trasplantes cada día es más alto.
Cuando un paciente se somete a un trasplante de riñón y el órgano sobrevive el primer año, las posibilidades de sobrevivencia del injerto los siguientes cinco años se incrementa y así sucesivamente, hasta un promedio de 15 años de sobrevida del riñón trasplantado.

¿Cómo se visualiza el futuro de los trasplantes?

El futuro de los trasplantes de órganos es muy prometedor, ya que la ciencia descubre constantemente una mejor forma para desarrollar este tipo de procedimientos. Cuando se realizaron los primeros trasplantes, sólo se hacían en gemelos idénticos, actualmente se pueden realizar con familiares, amigos e incluso desconocidos.

Pueden ser donadores vivos o cadavéricos y el éxito ha aumentado considerablemente.
Es muy importante que en México, se fomente la donación de órganos, para que más pacientes se vean beneficiados y puedan disfrutar de una nueva vida.

Por: Carmen Soto

Más información

NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO