Resultados de Laboratorio

 

 

SIDA


Es una enfermedad infecciosa que destruye las defensas del organismo exponiéndolo a múltiples infecciones que van desde las más leves hasta las muy graves. La definición de las siglas de SIDA es Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida.

Causas

Lo produce el virus llamado VIH/SIDA, el cual es el Virus de la Inmunodeficiencia Humana, que afecta el sistema inmunológico del organismo, disminuyendo la capacidad de defensas ante los microorganismos.

¿A quiénes les puede dar VIH/SIDA?

El VIH/SIDA es una enfermedad que no respeta sexo, ni edad, por lo tanto todos estamos expuestos a contraer este virus.

¿Cómo se trasmite?

Hay tres formas de trasmisión de VIH/SIDA:

Sanguínea

  • Transfusiones de sangre infectada por el virus
  • Trasplante de órganos
  • Inseminación artificial
  • Uso de drogas intravenosas o punción con agujas y jeringas sin esterilizar potencialmente contaminadas con sangre

Perinatal

  • Ser hijo menor de 5 años, de mujer infectada por el VIH
  • Ser hijo menor de 5 años, de mujer con prácticas de riesgo para el VIH
  • Ser menor de 5 años, con datos clínicos que obliguen a descartar infección por VIH
  • Una madre infectada le puede trasmitir a su bebé el VIH a través de la leche materna

Sexual

  • Relaciones sexuales sin protección con personas cuyo estado de infección por VIH se desconozca, independientemente de su orientación sexual
  • Ser o haber sido pareja sexual de alguien infectado con VIH o con SIDA
  • Tener un sólo compañero sexual, pero que éste(a) sea una persona con prácticas de riesgo (otros compañeros sexuales, usuarios de drogas intravenosas, hemofílicos, transfundidos después de 1980.)
  • Tener múltiples parejas sexuales de manera secuencial o simultánea, sin utilizar protección
  • Ser mujer u hombre con antecedente de violación o abuso sexual
  • Ser hombres o mujeres que ejerzan o hayan ejercido el comercio sexual
  • Ser hombres o mujeres con antecedente reciente de alguna enfermedad de transmisión sexual

Es importante señalar que una persona infectada por el virus del SIDA lo lleva en los líquidos de su organismo y dentro de determinadas células sanguíneas.

Mecanismos de transmisión

Para que se dé la transmisión del VIH se necesitan presentar tres condiciones fundamentales:

  1. Que esté presente el VIH, es decir, sólamente el fluido con VIH puede transmitirlo. Cuando se desconoce si hay o no presencia de VIH, se deben tomar medidas preventivas como si estuviera presente.
  2. Que exista un fluido que pueda transmitir el VIH, es decir, los fluidos que pueden transmitir el VIH son la sangre, las secreciones sexuales y la leche materna; y los que NO pueden transmitirlo son sudor, lágrimas, saliva, orina y excremento.
  3. Que exista un punto de entrada: Se refiere a un lugar del organismo en donde el virus pueda ser depositado junto con el fluido que lo contiene el cual, será absorbido por el torrente sanguíneo. Los puntos de entrada al organismo son las mucosas expuestas como la de los ojos, boca, ano, pene y vagina, así como las heridas abiertas en la piel.

Prueba de detección

La única forma de comprobar la infección por VIH/SIDA es por un examen de sangre específico, llamado Prueba de Anticuerpos al VIH. Es muy importante tomarlo bajo supervisión médica capacitada y solicitar apoyo y orientación antes y después del examen.

En nuestro país, hoy en día, se cuenta con muchos más hospitales y clínicas del Sector Salud y Centros de Información sobre el SIDA (CENSIDA o COESIDAS) que junto con laboratorios de análisis clínicos privados efectúan la prueba para la detección del VIH. Una prueba positiva significa que la persona ha sido infectada.

Las pruebas son confiables pero no son 100% exactas, por lo que un resultado positivo en la prueba preliminar significa que deben de hacerse estudios posteriores de confirmación.
Si ha tenido contacto de riesgo durante los últimos cinco años, se recomienda esperar 6 meses después del último contacto de riesgo para hacerse la prueba y de este modo recibir asesoría y tomar la decisión del embarazo a partir de conocer su estado serológico y las probabilidades reales de transmisión perinatal en caso de diagnóstico de VIH positivo.

Se recomienda evitar amamantar al bebé, si es que existen posibilidades de utilizar un sustituto de leche materna. Asimismo, se sugiere tomar tratamiento antiviral durante el embarazo, a partir del tercer mes de gestación.

Etapas de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana

  1. Fase de infección aguda: Es el periodo comprendido desde que el VIH ingresa al organismo, hasta la formación de anticuerpos específicos contra el VIH, esta etapa es por lo regular de 8 a 12 semanas y en la mayoría de los casos puede pasar inadvertida o con manifestaciones clínicas similares a un resfriado.
  2. Fase de infección asintomática: Etapa después de la seroconversión hasta que aparecen los primeros síntomas y signos de la inmunodeficiencia, puede extenderse hasta más de 10 años.
  3. Linfadenopatía Generalizada Persistente: Durante esta etapa se presenta inflamación de los ganglios linfáticos, como un signo evidente de que se encuentran trabajando para contrarrestar la infección por el VIH: es posible que aquí se presenten las primeras manifestaciones como fiebres ocasionales, diarreas de corta duración, sudoraciones nocturnas, pérdida de peso, fatiga, etc.
  4. Fase SIDA: Esta es la última etapa de la infección por el VIH, se relaciona con la presencia de enfermedades sistémicas como el Síndrome de Desgaste y una serie de infecciones oportunistas, es decir, aquellas producidas por agentes extraños al organismo que ante un sistema inmunocompetente NO producen ninguna enfermedad, pero ante un sistema inmunocomprometido SÍ. Estas enfermedades pueden ser tan graves que ocasionen la muerte de las personas en etapa de SIDA.

Medidas preventivas para el paciente con VIH/SIDA

El médico tratante, procurando ser lo más claro posible, deberá de instruir a todos aquellos pacientes con infección por VIH/SIDA sobre las medidas más eficaces de prevención contra el virus del SIDA, una de ellas es la educación. Las medidas de prevención van en función de los mecanismos de transmisión del VIH, por lo tanto es recomendable:

  • Sexo seguro y uso de condón masculino de látex o condón femenino de poliuretano en todo contacto sexual en que haya penetración.
  • NO donar sangre, semen ni órganos para transplante, si se está infectado.
  • NO compartir objetos potencialmente contaminados con sangre (agujas, jeringas, cepillo de dientes, navajas) y en general, objetos punzo cortantes de uso personal.
  • Se recomienda que el paciente informe de su estado al personal que lo atienda cuando se le realicen procedimientos dentales, extracción de sangre, estudios invasivos o cirugías.
  • NO es conveniente estar en contacto con pacientes enfermos con padecimientos contagiosos, como varicela y tuberculosis.
  • Deberá evitarse el contacto o la convivencia con animales como gatos, aves de corral, tortugas, reptiles, etc.
  • Evitar la automedicación.
  • Solicitar atención médica periódica, aun en ausencia de sintomatología, para valorar el momento y tipo de tratamientos preventivos recomendables (vacunas para neumococo, profilaxis para tuberculosis, candidiasis, etc.)
  • Evitar el uso de drogas, alcohol y tabaco.

Prevención de infecciones asociadas al VIH/SIDA

La prevención de infecciones oportunistas retrasa la progresión de la infección por VIH, mejora la calidad de vida y prolonga el tiempo de vida de las personas con SIDA. El tratamiento preventivo para las infecciones oportunistas es esencial en el manejo de todo paciente con VIH. Es por ello que se deben hacer todos los esfuerzos necesarios para asegurarse que todo paciente con infección por VIH reciba los medicamentos profilácticos que requiere de acuerdo con sus antecedentes epidemiológicos y su historia clínica.

Los patógenos oportunistas más frecuentes en las personas que viven con VIH/SIDA son:

Tuberculosis, Neumonositosis, Toxoplasmosis, Histoplasmosis, Criptococosis, Herpes Simple, Citomegalovirus, entre otros.

Tratamiento

Actualmente el SIDA es considerado como una enfermedad mortal, que por ahora no tiene cura. Por lo tanto los médicos sólo la pueden controlar con medicamentos para que la vida del paciente infectado se prolongue un poco más de tiempo.

Lo más recomendable es acudir a centros especializados en el Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida, en donde el médico le indicará cuál es tratamiento a seguir. Los medicamentos, y en sí todo el tratamiento que se le dará a una persona infectada por el VIH, es muy costoso y desgastante, para lo cual es muy importante que la familia y la gente que rodea a ese paciente lo apoyen y comprendan en todo momento.

NOTA: Información proporcionada por CENSIDA
Libro: Dra. Patricia Uribe Zúñiga y Dr. Samuel Ponce de León R. ???Guía para la atención médica de pacientes con infección por VIH/SIDA en consulta externa y Hospitales???.
Cuarta Edición año 2000.

Para más información llame a: TELSIDA 56-66-74-32



NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO