Resultados de Laboratorio

 

 

Vitamina A


La vitamina A, conocida también como Retinol o ácido retinóico es una vitamina liposoluble,es decir soluble en grasa, que es esencial para la buena salud de la piel y de las membranas mucosas que recubren la nariz, boca,garganta y tracto intestinal.

¿Para qué sirve?
La vitamina A también es necesaria para producir nuevas células en la piel y en dichas membranas, ya que el organismo constantemente las descompone y las reemplaza. Si la piel y las membranas mucosas se mantienen sanas, pueden actuar como una barrera contra los microorganismos. Es por eso que la vitamina A juega un papel importante en el sistema inmunitario del organismo.

La vitamina A contribuye en la formación de huesos y dientes, ayuda a mantener sanas las capas externas de diversos tejidos y órganos, promueve un mayor crecimiento y vitalidad, es necesaria para la visión nocturna, para mantener en buen estado la piel, los ojos y el cabello. Además es esencial durante el embarazo y la lactancia.

¿Qué alimentos contienen vitamina A? La vitamina A se encuentra en la naturaleza como retinol, que sólo está presente en alimentos de origen animal como:

  • Leche y sus derivados (queso, mantequilla).
  • Huevos.
  • Visceras (hígado, riñones).
  • Aceite de hígado de los pescados (bacalao, atún, tiburón).
  • Pescados (anguila, sardina, arenque, calamar).

Muchas frutas y verduras contienen beta-carotenos (especialmente las que tienen color fuerte) que puede ser transformado en vitamina A por el intestino y el hígado si el cuerpo la necesita. Algunas de ellas son:

  • Duraznos.
  • Ciruelas secas.
  • Melón.
  • Zanahoria.
  • Espinaca.
  • Acelgas.

¿Cuánto necesito?
La recomendación diaria del consumo de esta vitamina puede variar dependiendo de la edad, sexo y estado físico de la persona, consulte con el médico su caso en particular.

Un hombre de entre 11 y 51 años requiere alrededor de 1000 RE (equivalente de retinol) de vitamina A mientras que una mujer entre esas mismas edades requiere alrededor de 800 RE.

Estos requerimientos de vitamina A se logran con tan sólo comer alguna de los siguientes alimentos:

  • 2 ó 3 zanahorias.
  • 1/4 de taza de vegetales de hoja verde (espinaca, acelga, brócoli).
  • 1 chabacano
  • 1/4 durazno.
  • 1/4 de taza de melón.

¿Quiénes deben tomarla?
Los niños son más propensos a presentar una deficiencia de vitamina A debido a su rápido desarrollo por lo que es muy importante que consuman las cantidades recomendadas de vitamina A de acuerdo a su edad.

Las mujeres embarazadas o que están amamantando a su bebe tienen también un requerimiento mayor.

Las necesidades de vitamina A también se ven incrementadas cuando una persona es sometida a una cirugía, si sufre una herida o quemaduras severas.

Carencias de vitamina A
En los países desarrollados la carencia de vitamina A como consecuencia de la dieta diaria es poco frecuente. La mayoría de las veces en que se manifiesta, es debido a alguna alteración del organismo ya sea por problemas intestinales que dificultan su absorción, infecciones o por el someterse a dietas de reducción de peso sin control médico.

Los síntomas son diversos, ya que pueden afectar la visión, la piel, las mucosas (o sus funciones), los huesos o el desarrollo de una persona. Algunos de ellos son:

  • Problemas en los dientes y las encías.
  • Alergias.
  • Cabello reseco.
  • Ceguera nocturna.
  • Retraso en el crecimiento.
  • Pérdida del olfato.
  • Sinusitis.

Las vitaminas C, D, E, F, el zinc , el calcio y el complejo vitamínico B favorecen la absorción de la vitamina A, mientras que el café, las bebidas alcohólicas,el aceite mineral, un exceso de hierro o una deficiencia de vitamina D inhiben la adecuada absorción de la misma.

Si bien es necesaria, no se debe abusar de los complementos vitamínicos que la contienen, ya que un consumo excesivo de vitamina A durante un tiempo prolongado puede provocar daños en el hígado así como defectos al nacer.



NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO