Resultados de Laboratorio

 

 

Cirugía laparoscópica en ginecología


La laparoscopia es un procedimiento que ha cobrado relevancia debido a las ventajas que representa sobre la cirugía tradicional, para el tratamiento de ciertas enfermedades. en entrevista con el Doctor Oscar Arroyo Vieyra, ginecoobstetra del Hospital Angeles León, nos habló al respecto.

¿En qué consiste la cirugía laparoscópica?

La cirugía laparoscópica no es un procedimiento nuevo, se utiliza desde los años setenta y en los últimos 20 años ha cobrado gran auge. Denominada cirugía de mínima invasión, es útil para resolver diversos padecimientos ginecológicos.

Para realizarla se efectúan pequeñas incisiones en el vientre. Una en el ombligo de 3 mm, 5mm ó 10 mm, mediante la cual se introduce una lente que permite captar el interior de la zona pélvica. Esta lente se conecta a un monitor de televisión o computadora en el que cual se aprecia la imagen aumentada de los órganos pélvicos: útero, ovarios y trompas de Falopio.

Mediante otras pequeñas incisiones en el abdomen se introduce el instrumental médico necesario para resolver el problema. El abdomen se llena de gas, generalmente dióxido de carbono para rechazar el intestino y realizar la cirugía.

¿Qué aplicaciones tiene este procedimiento en ginecología?

· Diagnóstico de problemas de infertilidad
· Remoción de tumores benignos de ovario, trompas de Falopio y matriz.
· Histerectomía

¿Qué tipo de problemas de infertilidad se pueden detectar mediante laparoscopia?

Se pueden detectar obstrucciones de las trompas de Falopio como las adherencias, que son tejido mediante el cual las trompas se unen a otros órganos como ovarios, útero o intestino. Esa unión dificulta la fertilidad ya que la trompa debe estar perfectamente móvil para captar el óvulo y realizar su función.

Hay adherencias laxas que se retiran fácilmente y fibrosas que se retiran con mayor dificultad. Aquellas que son persistentes no se pueden remover con laparoscopia.

Por otro lado, las obstrucciones de las trompas puede ser externas (como adherencias) o internas (cuando la trompa tiene un daño en sí misma).

Con la ayuda de la laparoscopía no hay duda de lo que estamos viendo. Establecemos un pronóstico y podemos realizar el tratamiento en el mismo momento.

La endometriosis es otra causa importante de esterilidad que podemos detectar mediante laparoscopia. Esta alteración se refiere a la implantación del tejido llamado endometrio que normalmente está dentro del útero, se implanta fuera del útero en los diferentes órganos pélvicos.

¿En qué otros casos se utiliza?

Mencionamos también que la cirugía se efectúa para extirpar tumores benignos de ovario, de matriz y de trompas de Falopio.

También es muy útil para resolver embarazos extrauterinos, aquellos que se implantan en las trompas de Falopio. Los embarazos extrauterinos no son viables, y si no se detectan a tiempo pueden llegar a romper la trompa con el riesgo de que ocurra una hemorragia interna que ponga en riesgo la vida de la paciente. Prácticamente el 95% de estos casos se resuelven mediante laparoscopía.

Mediante laparoscopia también se realizan histerectomías. Los urólogos y ginecólogos la utilizan con frecuencia para ciertos casos de incontinencia urinaria.

Es factible utilizar la cirugía laparoscópica para resolver los ovarios poliquísticos. Esta situación ocasiona trastornos en la ovulación, que se resuelve de primera intención con medicamentos, pero en ciertas ocasiones se pueden hacer micropunciones ováricas que mejoran la calidad ovulatoria.

El dolor pélvico crónico a causa de adherencias, endometriosis, idiopático y la menstruación dolorosa también se corrige mediante este procedimiento. El dolor se suprime al hacer la resección de los ligamentos que llevan a los nervios que producen la sensación dolorosa. Cabe aclarar que estamos hablando de menstruaciones con dolor incapacitante (que impide desarrollo de actividades normales).

Cuáles ventajas representa este procedimiento?

La cirugía laparoscópica se realiza con anestesia general, pero en muchos casos es ambulatoria ya que se opera a la paciente por la mañana y es posible darla de alta por la tarde, o 24 horas después.

La recuperación es más rápida y el dolor mínimo porque no hay una herida grande ya que las incisiones, como mencionamos, son de apenas 10 mm, las más grandes.

A la semana, la paciente puede reanudar sus actividades normales, sin hacer esfuerzos pesados. Para permitirle realizar ejercicio es preciso que el ombligo esté perfectamente cicatrizado, lo cual puede llevar 3 semanas.

¿Hay casos que no se puedan resolver mediante esta técnica?

Sí, el procedimiento no es viable en todos los casos, ni puede aplicarse a todos los pacientes. Los tumores de ovario o de trompa benignos prácticamente se pueden resolver todos por cirugía laparoscópica, pero dependerá del tamaño, de su benignidad o malignidad y de la edad de la paciente, entre otros aspectos. Por tanto, es necesario individualizar cada caso para evaluar si es posible resolverlo mediante este procedimiento.

Ciertas enfermedades crónicas o respiratorias no permiten el uso de esta cirugía. En realidad son pocas las contraindicaciones para efectuar cirugía laparoscópica, la única absoluta es no contar con todo el material necesario o que el cirujano no cuente con la experiencia indispensable o problemas severos del corazón con descompensación importante.

¿Algo más que quiera agregar?

La laparoscopía es una técnica que requiere de adiestramiento adicional al que se hace en la residencia de ginecología general o de cirugía general. Esta técnica fue inventada por el Dr. Semms en Alemania y actualmente, los cirujanos generales han tomado esta técnica como su rutina diaria.

Es un poco más cara que la convencional porque requiere anestesia general (incluso en aquellas que podrían realizarse mediante anestesia local), otras veces se utiliza equipo más sofisticado a base de ultrasonido, electricidad o rayos láser. Sin embargo, aunque es más costoso se compensa un poco con el hecho de que requiere menos días de hospitalización.

Por el tiempo de recuperación es el método de elección, de muchos pacientes. En caso de duda es importante consultar a su médico.

Si requiere de mayor información llene nuestra forma de cont@cto.

NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO