Vida Sana
Métodos anticonceptivos permanentes, ¿ella o él?

El tener hijos es responsabilidad de la pareja, tanto del hombre como de la mujer, por lo que es importante que ambos tomen la decisión en algún momento de su vida de qué método utilizar para ya no tener más familia. Cuando esto ocurre pueden optar por un procedimiento permanente, como la vasectomía en el hombre y la ligadura de trompas en el caso de la mujer.

Para ello deben conocer cómo se realizan estos procedimientos, sus complicaciones, efectos y beneficios, así como analizar si realmente ya no desean tener más hijos. Toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número de hijos que quiera tener.

En el caso de la vasectomía se provoca la esterilidad del hombre y es el método más seguro para ellos. La ligadura de trompas es una operación un poco más complicada, ideal para evitar definitivamente un embarazo. Los médicos recomiendan no hacerla antes de los 35 años y sólo realizarla si la mujer está completamente segura, ya que algunas parejas toman la decisión de forma precipitada y llegan a arrepentirse.

Vasectomía

  • Convencional: Se practican pequeñas incisiones a cada lado del escroto y se extrae el conducto deferente, que es por donde circulan los espermatozoides, para impedir que éstos alcancen la próstata y se mezclen con el semen se corta el conducto, se obstruye y después se vuelve a colocar en su sitio, de esta manera, se impide el embarazo. Finalmente se cierra la herida mediante unos cuantos puntos. La intervención dura aproximadamente media hora.
  • No quirúrgica: En lugar de la incisión, el médico realiza una diminuta punción en la piel con ayuda de un instrumento especial. Se estira la piel para alcanzar los tubos y luego éstos se bloquean empleando el mismo procedimiento que en la vasectomía convencional. Como no se hace corte, el sangrado es mínimo y, al ser una técnica no invasiva, no es dolorosa. La herida se cierra por sí sola, sin la necesidad de aplicar puntos. La intervención dura alrededor de 10 minutos.

Recuperación

En cualquiera de los casos la recuperación es rápida, entre uno y dos días. Contra el dolor se pueden tomar analgésicos. Se deben evitar esfuerzos o ejercicio físico al menos durante siete días, y durante la primera semana se recomienda no mantener relaciones sexuales.

Efectos

  • La vasectomía es efectiva en el 99.98 % de los casos, pero la efectividad no es inmediata. Para que el semen quede libre de espermatozoides se requieren de 15 a 25 eyaculaciones.
  • La vasectomía no afecta en absoluto la sexualidad del hombre.
  • Los testículos siguen produciendo semen, la única diferencia es que ya no contienen espermatozoides.
  • No protege contra las enfermedades de transmisión sexual.

¿Es irreversible?

La vasectomía es reversible mediante una operación llamada vasovasostomía, en la que se vuelven a unir los conductos deferentes. Esta intervención se realiza bajo anestesia local. Aunque se efectúa con la finalidad de volver a fecundar, existe la posibilidad de que los espermatozoides sean ahora insuficientes para lograr un embarazo; cuanto más tiempo transcurra desde la vasectomía, menor es la posibilidad de que el hombre vuelva a ser fértil.

Otra alternativa para aquellos hombres que se hayan hecho la vasectomía y quieran volver a tener hijos consiste en la obtención de espermatozoides mediante una punción o biopsia del testículo e intentar llevar a cabo la fertilización in Vitro.

¿Por qué someterse a la vasectomía?

  • Tener claro que no se desea tener más hijos.
  • Querer evitar la trasmisión de una enfermedad hereditaria.
  • Disfrutar de las ventajas de un anticonceptivo permanente.
  • Evitar que la mujer se someta a una intervención más complicada.
  • Cuando un embarazo puede afectar la salud de la mujer.
  • Es rápida, sencilla y segura.

Ligadura de trompas

Existen diferentes tipos de intervención para ligar las trompas de Falopio, que son los conductos por donde pasa el óvulo para ser fecundado. Es usual que se aproveche la cesárea para realizar este procedimiento. También se recurre a una operación llamada laparoscopia.
La laparoscopia es una técnica que efectúa dos pequeñas incisiones, una a nivel del ombligo y otra a nivel púbico, en donde se introducen los instrumentos necesarios parar cortar y ligar las trompas. Para ello se utilizan grapas, anillos o se cauterizan. La ligadura impide el paso del óvulo evitando un embarazo. Se realiza siempre bajo anestesia y el procedimiento dura aproximadamente de 30 a 45 minutos.

Recuperación

Generalmente después de dos a cuatro horas de la intervención, la mujer puede irse a casa. Es posible sentir algunas molestias durante uno o dos días, las cuales se pueden aliviar tomando analgésicos. Es aconsejable mantener reposo durante 24 horas y procurar que la incisión se mantenga seca. Si se presenta un dolor inusual, sangra o se presenta fiebre, hay que acudir al médico.

Efectos

  • Los ovarios continúan funcionando normalmente.
  • No se experimentan cambios de tipo físico.
  • El riesgo de embarazo es mínimo (99 % de efectividad), pero se han dado casos de embarazo varios años después de haber efectuado la ligadura.
  • No se altera el deseo sexual.
  • No protege contra enfermedades de transmisión sexual.

¿Es irreversible?

Es irreversible mediante una complicada operación de microcirugía, aunque la posibilidad de embarazo con la regresión de la ligadura no suele superar el 50 %. Después de una reversión cabe el riesgo de un embarazo extrauterino.

¿Por qué hacerla?

  • Por planificación familiar definitiva.
  • Querer disfrutar de las ventajas de una anticoncepción permanente.
  • Imposibilidad de usar otro tipo de anticonceptivo.
  • Riesgo de transmitir una enfermedad hereditaria.
  • Por razones de salud, por ejemplo si un nuevo embarazo pone en riesgo la vida de la mujer.

En muchos casos, el hombre y la mujer deben estar conscientes de que ella puede enfrentar un riesgo si se embaraza después de los 35 años, ya que hay posibilidades de que el embarazo termine antes de tiempo (parto prematuro), tener hijos de menores de 2.5 kg, que pueden morir durante el primer año de vida, y tener más problemas durante el embarazo (presión alta, aborto) y el parto.

Planificar la familia ayuda al bienestar y a la integración de la misma, favorece un mejor entendimiento entre el hombre y la mujer, les proporciona mayor tiempo para dedicarse el uno al otro, y pueden atender y cuidar mejor a sus hijos. Por esto, es importante que tomen una decisión responsable acerca de cuántos hijos desean.


Si requiere de mayor información llene nuestra forma de cont@cto.

NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO