Resultados de Laboratorio

 

 

Radiación extrema; aumenta el cáncer de piel en el DF


La radiación solar en la Ciudad de México fue extremadamente alta el domingo y ayer. El índice de radiación ultra violeta lleva varias semanas registrando de entre 11 y hasta 14 puntos, situación altamente dañina para la piel de los capitalinos, quienes de no tomar medidas preventivas pueden desarrollar cáncer, según advierten especialistas.

Tan sólo ayer, entre el medio día y las dos de la tarde, se alcanzaron 13 puntos, lo que cataloga las condiciones de radiación como ???extremadamente alta???.

La exposición prolongada ha ocasionado que a mucha gente le aparezcan manchas y lunares atípicos, lo que a su vez ha aumentado el número de consultas dermatológicas por posibles casos de cáncer de piel, reportó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) quien hasta el año pasado atendía en promedio un caso cada dos meses y ahora es uno cada 15 días.

Adriana Miranda, miembro de la Academia Mexicana de Dermatología, dijo que ante la intensa radiación e imposibilidad humana de modificar la intensidad de ésta, la gente sólo puede reforzar las medidas de protección de la piel.

???Se necesitan filtros químicos para protegernos, como cremas y lociones, pero también la protección física con cosas que cubran el cuerpo, los cuales van desde la ropa con mangas, guantes, lentes y hasta sombrillas??? explicó.

Incluso, en la casa o en la oficina, también es necesario utilizar protección solar, sólo que en niveles mínimos, ya que los rayos UV llegan desde la atmósfera hasta el suelo y en cualquier espacio se reflejan, por lo que la gente que no salga a la calle, debe también untarse cremas con filtro solar de factor 15 o hasta 30.

En entrevista, la especialista insistió en la aplicación de filtros solares por lo menos cada cuatro horas.

???La oxidación del producto no permite una buena protección, por ello es necesaria su reaplicación???, señaló Miranda.

La especialista duda de la calidad de los productos que se venden en las calles como protección solar, en semáforos o en puestos ambulantes, hechos en tela de algodón o simple malla, ya que no protegen realmente el cuerpo.

NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO