Resultados de Laboratorio

 

 

Métodos anticonceptivos


Actualmente existe una gran variedad de métodos anticonceptivos, y seguramente alguno de ellos se ajustará a las necesidades de cada pareja, por lo que es indispensable tener un amplio conocimiento sobre las ventajas y desventajas de cada uno para que su uso sea eficaz. Se recomienda siempre consultar a su médico para que sean resueltas todas sus dudas, sin embargo, le presentamos un resumen para conocer de manera genérica lo que le puede ofrecer cada método.

Los métodos anticonceptivos más comunes son:

Métodos naturales
Se conocen así porque tratan de evitar el embarazo, sin alterar las condiciones naturales que lo posibilitan, no impiden el contagio del VIH, son métodos complicados de aprender y su grado de efectividad.

  • Coito interrumpido.- Este método es poco recomendable, ya que como su nombre lo dice consiste en interrumpir el acto sexual antes de la eyaculación, lo cual no siempre es posible además durante la excitación puede haber pequeñas gotas de semen, que contengan grandes cantidades de espermatozoides. Tiene menos de un 75% de efectividad y no protege contra enfermedades de transmisión sexual (ETS).
  • Abstinencia periódica o ritmo.- Para llevar a cabo este método la mujer debe contar con un ciclo menstrual exacto que le permita calcular su ciclo de ovulación y así evitar las relaciones durante este periodo, sin embargo, también cuenta con un porcentaje menor al 75% de efectividad y tampoco evita las ETS.

Métodos de barrera
Son aquellos que mediante una barrera física impiden la unión del espermatozoide y el óvulo, también pueden evitar el contagio de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), como: Gonorrea, Condilomas, Herpes, Tricomoniasis, Hepatitis B, SIDA, Sífilis, etc.

  • Preservativo masculino y femenino.- Mejor conocido como condón (masculino o femenino), es uno de los métodos que además de evitar el embarazo, puede evitar el contagio del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual, como sífilis, gonorrea, etc. Es necesario conocer la forma correcta de uso, ya que de esto depende en gran parte su efectividad, es fácil de conseguir y no se necesita de prescripción médica para su uso. El condón masculino no cuenta con efectos secundarios, salvo la alergia al látex; en relación con el condón femenino, su uso es un poco más complicado y en cuanto a costos este es más elevado.
  • Espermicidas.- Son barreras químicas, que ofrecen un 80% de efectividad y se pueden obtener en diferentes formas farmacéuticas: espumas, cremas, geles, láminas, supositorios o tabletas. Es recomendable que se usen en combinación con otros métodos, para aumentar su efectividad. Aparte de prevenir el embarazo, pueden evitar algunas enfermedades de transmisión sexual siempre y cuando se utilicen correctamente, no tienen efectos sistémicos y no requiere prescripción médica. Sin embargo, cuenta con algunos efectos secundarios como irritación en el tejido vaginal, especialmente si su uso es frecuente, o reacción alérgica local, además de causar infección por hongos o infecciones del tracto urinario, más frecuentes en las mujeres y no previene el VIH.
  • Diafragma (femenino).- Es una semiesfera de goma en forma de cúpula con un aro flexible, se coloca sobre el cuello de la matriz y evita que el esperma entre en el útero. Es necesario que se utilice con una crema o jalea espermicida, tiene entre un 80 y un 90% de efectividad al bloquear el paso de los espermatozoides. Este método tiene algunas contraindicaciones, no se debe utilizar si se cuenta con menos de 6 semanas de post-parto, si se es alérgica al látex o se tienen ciertas anormalidades anatómicas del cuello uterino y de la vagina. En cuanto a desventajas se pueden mencionar que es necesario acudir al medico para que realice una examen pélvico, su efectividad depende mucho del uso correcto y también pude provocar irritación local.
  • Esponja anticonceptiva vaginal.- Es muy similar la forma de uso al del diafragma, tiene una efectividad de entre 75 al 90%, puede causar alguna irritación local, algunas veces resulta difícil de introducir o extraer y resulta complicado conseguirla en México.

Métodos orales
Evitan el embarazo a través de estrógenos y progestina, se deben tomar sistemáticamente, no evitan ETS debido a esto se recomiendan cuando se cuenta con una pareja estable.

  • Píldoras anticonceptivas.- Estas pastillas cuentan con más de un 99% de efectividad, su consumo es diario, y es recomendable que se acuda al médico para su prescripción. Es necesario que el ginecólogo tome en cuenta la edad de la paciente, si tiene hijos o no y su historial médico, especialmente algunas enfermedades como trombosis, alteraciones hepáticas o cáncer. Por otra parte, regresa rápidamente la fertilidad al suspenderse, puede disminuir el flujo menstrual, disminuye el cólico premenstrual, protege contra el cáncer del ovario, del endometrio y contra la enfermedad pélvica inflamatoria (EPI). Sin embargo, también puede provocar dolores de cabeza, náuseas, sangrado entre menstruaciones, sensibilidad mamaria anormal, cambios del estado de ánimo, aumento de peso, mareos, acné, amenorrea, hipersensibilidad y no ofrecen ninguna protección contra ETS o el VIH/SIDA.
  • Píldora postcoital.- Estas píldoras deben de tomarse dentro de las primeras 72 horas después de haber tenido sexo no seguro, son fáciles de usar. Sin embargo, no previene ETS ni el VIH/SIDA, tienen efectos secundarios de corto plazo como náuseas, vómito, dolores de cabeza, mareos, fatiga y sensibilidad mamaria anormal.

Métodos inyectables e implantes
Estos anticonceptivos son hormonales, ofrecen una excelente protección contra el embarazo, pero no previene ETS y es recomendable que se acuda al ginecólogo para su uso.

  • Inyecciones anticonceptivas.- Existen dos tipos de inyecciones las combinadas que contienen hormonas, estrógenos y progestina, que se deben inyectar una vez al mes, y las de progestina que se deben de inyectar cada dos o tres meses dependiendo del tipo de inyectable, también es recomendable que acuda a su ginecólogo para que le recomiende la mejor opción de acuerdo a sus necesidades. Son sumamente seguras, protegen contra el cáncer del endometrio, el embarazo ectópico, pueden reducir los ataques con anemia falciforme, así como prevenir ataques epilépticos. No se debe utilizar por mujeres que tengan menos de seis semanas de postparto, no es recomendable si se desea continuar con la lactancia materna, si se tiene cáncer de mama, tumores de hígado, hepatitis activa o cirrosis grave, en mayores de 35 años, si tienen riesgo elevado de tener condiciones cardiovasculares, presión arterial alta, diabetes mellitus con complicaciones cardiovasculares, trombosis venosa profunda actual o pasada, ataque de apoplejía, cardiopatía isquémica y dolores intensos de cabeza. Es importante que se deje un periodo de por lo menos nueve meses antes de concebir, para que el organismo se desintoxique del tratamiento.
  • Implantes.- Son cápsulas plásticas que contienen progesterona, la cual evita que los ovarios liberen óvulos y que el esperma penetre en la mucosidad cervical. Este tipo de anticonceptivos tiene una duración de cinco años, requiere de un procedimiento quirúrgico sencillo, es seguro en un 99%, en algunas ocasiones no es necesario retirarlo, ya que algunos son biodegradables y se recupera la fertilidad inmediatamente después de que se retira el implante. Este tipo de método puede provocar irregularidades en el ciclo menstrual, dolores de cabeza y aumento de peso.

Dispositivo intrauterino (DIU)
Es necesario acudir al ginecólogo para su colocación, así como acudir periódicamente a revisión, no previene ETS, no se recomienda a mujeres menores de 20 años que no tengan hijos. Su eficacia es de un 99%, puede ser de plástico o de cobre, su duración varía entre cinco y diez años dependiendo del tipo de dispositivo, no es recomendable que se coloque en mujeres que tengan cáncer del cuello uterino, del endometrio o del ovario. Además puede provocar dolor o calambres durante la menstruación, sangrado menstrual abundante y profuso, no protege contra el VIH, o ETS, es necesario asistir periódicamente con su ginecólogo a revisión, para evitar algún tipo de úlceras, perforación uterina e inclusive puede ser expulsado durante la menstruación, por lo que el médico deberá colocarlo nuevamente.

Esterilización
Son métodos regularmente irreversibles por lo que se recomiendan sólo cuando ya no se desea tener más hijos, no previenen ETS y es necesario consultar a su ginecólogo.

  • Vasectomía.Es una intervención quirúrgica que se les realiza a los hombres a veces puede ser reversible, tienen un 99% de efectividad y no tienen efectos secundarios en la salud.
  • Ligadura de trompa.- Este tipo de intervención quirúrgica se les realiza a las mujeres, puede ser reversible aunque con dificultad y no tiene efectos secundarios en la salud.

Es importante tener en cuenta que los dos métodos anteriores no impiden el contagio de ETS ni de VIH/SIDA.

Abstinencia
Aunque para algunos pueda sonar absurdo este método, es el más seguro que no tiene ningún tipo de efecto secundario y sobre todo se recomienda a los jóvenes para evitar embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual.



NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO