Resultados de Laboratorio

 

 

Tricomoniasis


Es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) muy común que puede afectar tanto a hombres como a mujeres, aunque los síntomas suelen presentarse mayormente en las mujeres. La tricomoniasis puede ser tratada y por lo general no causa un daño grave permanente.

Causas

La tricomoniasis es causada por un parásito unicelular llamado Tricomonas vaginalis. Se contagia por mantener relaciones sexuales sin protección con una persona infectada. En la mujer la infección suele ocurrir en la vagina mientras que en el hombre el microorganismo afecta la uretra, la próstata y la vejiga.

Síntomas

En ocasiones la tricomoniasis no provoca síntomas en la mujer pero cuando se presentan los más comunes son:

  • Secreción vaginal espumosa, de color amarillo-verdoso y olor fuerte.
  • Comezón vaginal
  • Molestias al orinar
  • Irritación en los órganos genitales
  • Dolor durante el acto sexual

Los síntomas suelen aparecer entre 5 y 28 días después del contagio.

En los hombres, la tricomoniasis rara vez produce síntomas, en caso de presentarse serán:

  • Irritación en la punta del pene
  • Secreción de la uretra similar al pus
  • Ardor después de orinar o de eyacular

Tratamiento

Después de diagnosticar la tricomoniasis mediante el análisis de una muestra del fluido de la vagina o del pene, el médico recomendará una sola dosis de antibiótico, que generalmente es suficiente para combatir la infección. Es necesario que la pareja reciba tratamiento simultáneamente. Las personas infectadas no deben mantener relaciones sexuales hasta que el médico lo indique.

Complicaciones

En mujeres embarazadas la tricomoniasis puede originar ruptura de membranas y parto prematuro. Igualmente, la inflamación genital causada por esta enfermedad puede facilitar la infección de VIH/SIDA.

Prevención

La clave para evitar contagiarse de ésta y cualquier otra enfermedad de transmisión sexual (ETS) es la prevención, la cual comienza con una educación sexual adecuada.

La recomendación es:

  • Limitar el número de parejas sexuales
  • Fidelidad o abstinencia
  • Utilizar un condón de forma adecuada al mantener relaciones sexuales

Los condones de látex pueden prevenir la transmisión de tricomoniasis, sin embargo, no ofrecen protección total contra todas las enfermedades de transmisión sexual. Las lesiones o llagas de algunas ETS pueden estar presentes en zonas que no quedan protegidas por el condón.

Si usted sospecha que puede padecer esta enfermedad, consulte a su médico, sólo él a través de un examen físico y algunas pruebas de laboratorio podrá establecer un diagnóstico adecuado.



NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO