Resultados de Laboratorio

 

 

Clamidiasis


Es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) que puede afectar tanto a hombres como a mujeres. Se propaga por contacto con semen o fluido vaginal de una persona infectada durante el acto sexual (vaginal, oral y anal). Una mujer embarazada puede transmitir la bacteria a su bebé en el momento del parto.

Causas

La clamidiasis es causada por la bacteria Chlamydia trachomatis.

Síntomas

Aproximadamente el 75% de las mujeres y el 50% de los hombres infectados con Chlamydia trachomatis no presentan síntomas. Si llegan a presentarse, las molestias aparecen entre 1 semana y un mes después de la infección.

En la mujer los síntomas son:

  • Secreciones vaginales de mucosidad amarillenta
  • Necesidad de orinar con frecuencia
  • Dolor al orinar
  • Dolor en la parte inferior del abdomen
  • Dolor durante la relación sexual

En el hombre los síntomas son:

  • Dolor al orinar
  • Secreción de mucosidad blanca o amarillenta del pene
  • Dolor en los testículos
  • Irritación en el orificio del pene

Tratamiento

La clamidiasis es curable con un tratamiento de antibióticos por vía oral, generalmente la pareja debe seguir el tratamiento simultáneamente.

Complicaciones

Sin un tratamiento adecuado la clamidiosis puede provocar serias consecuencias a largo plazo.

En las mujeres:

  • Enfermedad pélvica inflamatoria (una infección grave del tracto reproductivo superior, que generalmente daña las trompas de Falopio incrementando el riesgo de un embarazo ectópico, una condición muy peligrosa en la que el huevo fertilizado crece fuera del útero. Incluso puede llegar a provocar infertilidad.
  • Síndrome de Reiter (inflamación de las articulaciones y de las uniones de los tendones a las articulaciones, acompañada con frecuencia de una inflamación de la conjuntiva del ojo y de las membranas mucosas.)
  • Esterilidad

En los hombres:

  • Orquiepididimitis (una inflamación muy dolorosa del epidídimo y del testículo)
  • Prostatitis (inflamación de la próstata)
  • Síndrome de Reiter
  • Esterilidad

En los bebés la clamidiasis es muy peligrosa ya que puede provocarles infecciones en los ojos, ceguera, infección de oídos y neumonía.

Prevención

La abstinencia sexual es la única forma segura de evitar la clamidiasis y cualquier otra enfermedad de transmisión sexual.

Si usted es una persona sexualmente activa puede disminuir sus riesgos tomando ciertas precauciones:

  • Tener relaciones sexuales con una pareja estable y sana
  • Uso de condones. A pesar de que no garantizan una protección absoluta, si constituyen la mejor manera de protegerse.
  • Limitar el número de parejas sexuales
  • Acudir a revisión con el médico cada 6 meses

Si usted sospecha que puede padecer esta enfermedad, consulte a su médico, sólo él a través de un examen físico y algunas pruebas de laboratorio podrá establecer un diagnóstico adecuado.



NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO