Resultados de Laboratorio

 

 

Un minuto puede ser la diferencia: servicio de Urgencias


Dificultad para respirar, dolor intenso en el pecho o abdomen, pueden ser síntomas de un padecimiento que requiera atención hospitalaria de emergencia. Cuando está en riesgo la vida de un ser humano, la oportuna atención médica marca la diferencia entre la vida y la muerte. Una urgencia médica es considerada como la alteración de la salud de una persona, causada por un trauma o enfermedad de cualquier motivo que requiera atención médica inmediata.

Ante esta situación, en la mayoría de los casos, un minuto puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte. En este contexto, es importante acudir a un centro hospitalario que cuente con lo necesario para atender a pacientes en estas condiciones.

Manejo integral
En Hospitales Angeles contamos con un grupo de médicos especialistas en diferentes áreas para ofrecer un manejo integral a nuestros pacientes que se encuentren ante una emergencia médica, apoyados con alta tecnología. Tenemos todo lo necesario para atender cualquier urgencia médica o quirúrgica. Contamos con cirujanos de tórax y corazón, así como de neurocirujanos y traumatólogos, quienes trabajan todos los días del año y a cualquier hora del día.

El área de urgencias se puede considerar como una de las más importantes de un hospital, ya que es donde se reciben pacientes con una alteración en la salud de inicio súbito, como los accidentes. Los más comunes son los automovilísticos y los laborales, seguidos por los del hogar, recalca el especialista.

Una buena parte de los pacientes que se reciben tienen la posibilidad de muerte inminente: algunos con infarto al miocardio, enfermedades vasculares cerebrales o insuficiencia respiratoria, otros con dolor abdominal de inicio súbito que puede implicar afección a órganos como páncreas o vesícula bilia.

Diversidad de emergencias
Debido a la variedad de situaciones que se pueden presentar en una sala de urgencias, es importante contar con personal multidisciplinario, desde enfermeras especializadas en la atención emergente, hasta especialistas en medicina interna, en urgencias médicas, cirujanos, cardiólogos, neurólogos, traumatólogos, pediatras, gastroenterólogos, radiólogos e intensivistas.

Es importante destacar que también contamos con el apoyo fundamental de los departamentos de Laboratorio y Radiología, con capacidad para un diagnóstico inmediato, las 24 horas de los 365 días del año. Además se contar con monitoreo continuo y el servicio de Apoyo Respiratorio, disponible en cualquier momento.

Actualmente existe una clasificación internacional para valorar la prioridad de atención del enfermo desde que llega al hospital, de tal manera que si se presenta una urgencia apremiante o código rojo , todo nuestro personal conoce su responsabilidad y participación en la resolución de la emergencia.

Ante una emergencia
Todos estamos expuestos a sufrir accidentes o enfermedades que requieran atención médica inmediata, por lo que es fundamental saber cuándo llevar a una persona al servicio de urgencias de un hospital, por ejemplo:

  • Tiene dificultad para respirar o falta de aliento.
  • Experimenta dolor agudo en el pecho.
  • Se ha producido un cambio en su estado mental, por ejemplo, se ha puesto anormalmente soñoliento de repente, no hay forma de despertarlo o parece desorientado o confundido.
  • Se ha hecho un corte u otra herida en la piel y no hay forma de controlar la hemorragia.
  • Presenta rigidez de nuca acompañada de fiebre.
  • Respira muy deprisa y su frecuencia cardiaca no baja.
  • Ha ingerido accidentalmente alguna sustancia posiblemente venenosa o una dosis excesiva de un medicamento.
  • Ha recibido un golpe fuerte en la cabeza.
  • Ha sufrido quemaduras.
  • Padece dolor abdominal intenso.

Existen otras situaciones que, aunque pueden parecer alarmantes, no requieren desplazarse a un servicio de urgencias hospitalarias. En estos casos puede llamar al médico o acudir a su consultorio:

  • Fiebre que no rebasa los 39° C.
  • Dolor de oído.
  • Dolor en el abdomen de media intensidad.
  • Dolor de cabeza.
  • Erupción en la piel.
  • Tos persistente.
  • Dolor de espalda.

Siempre que tenga dudas llame a su médico o al hospital para saber si debe o no acudir al servicio de urgencias, el cual atiende a pacientes sin que éstos hayan tenido que concertar cita previa.

En Hospitales Angeles
queremos un México lleno de vida.



NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO