Resultados de Laboratorio

 

 

Neumococo


El neumococo (streptococcus pneumonie) es una bacteria que normalmente vive en la nariz y en la garganta y que en ocasiones provoca infecciones en diferentes partes del cuerpo: otitis media, amigdalitis, sinusitis crónica, neumonía, bacteremia (infección de la sangre) e incluso meningitis (infección de las membranas que recubren el cerebro). Las infecciones por neumococo representan un severo problema de salud pública en todo el mundo, especialmente entre la población infantil.

¿Cómo se contagia?
De persona a persona, al contacto con personas infectadas. Son más susceptibles de padecerlo los niños, las personas de la tercera edad, así como las personas cuyo sistema inmunológico se encuentra débil. El periodo de incubación de una infección por neumococo es de 1 a 3 días.

Síntomas
Los síntomas varían dependiendo del órgano afectado por el neumococo.

  • Neumonía. Puede presentarse en pacientes que tuvieron una infección respiratoria viral. Cuando existe alguna alteración de las barreras naturales de la tráquea y los bronquios, el neumococo puede llegar a los pulmones provocando una neumonía. Los síntomas son: fiebre alta, malestar general con aumento de los síntomas respiratorios.
  • Otitis media. Por lo general la infección inicia en las vías respiratorias altas y se disemina al oído, provocando inflamación en la porción media. Los síntomas son: fiebre, dolor intenso en el oído y disminución de la audición.
  • Bacteremia. El neumococo puede diseminarse por la sangre a todo el organismo ocasionando una bacteremia. Los síntomas son fiebre alta y malestar general.
  • Meningitis. Cuando el neumococo llega al cerebro provoca inflamación e infección en las membranas que lo recubren. La meningitis puede representar un riesgo para la vida del paciente, ya que en caso de que sobreviva puede quedar con un severo deterioro físico y mental. Los síntomas son: fiebre, dolor de cabeza intenso, rigidez en el cuello, visión borrosa y vómito.

Tratamiento
Hasta hace poco tiempo la bacteria del neumococo podía tratarse fácilmente con penicilina. Sin embargo, debido al mal uso que en muchos casos se le da a los antibióticos, el neumococo se ha vuelto resistente a la penicilina, por lo que se utilizan otro tipo de antibióticos que además de ser más costosos, no siempre resultan efectivos. Consulte a su médico.

Prevención
Hay una nueva vacuna dirigida específicamente contra la bacteria del neumococo. La vacuna ha sido estudiada y aprobada por comités internacionales de salud, y se ha comprobado que su efectividad es de un 97%. Se recomienda un esquema de cuatro dosis que debe aplicarse a los 2, 4 y 6 meses de edad con un refuerzo al año y medio de edad, aunque existen esquemas de vacunación para niños mayores y se puede aplicar de entre los 2 y 9 años de edad, se recomienda aplicar la vacuna a niños que tengan enfermedad cardíaca, pulmonar, renal, de la sangre, diabetes, cáncer, sistema inmunoregulador débil o que acudan a guarderías. Tres de cada diez pacientes suelen presentar algunas reacciones similares a las provocadas por otras vacunas incluidas en la cartilla nacional de vacunación, entre ellas:

  • Fiebre
  • Enrojecimiento, inflamación y dolor en la zona de aplicación
  • Somnolencia
  • Falta de apetito
  • Vómito



NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO