Las proteínas, ¿para qué sirven?

Las proteínas son componentes esenciales que participan en procesos muy importantes del organismo, como el crecimiento, la coagulación de la sangre, el transporte de oxígeno, la contracción muscular, el transporte de electrones y otras actividades elementales para el cuerpo.

Las necesidades de proteínas varían de acuerdo a la edad, sexo, peso, actividad física y estado de salud de una persona. Ciertas condiciones pueden incrementar los requerimientos normales, por ejemplo, durante la niñez, el embarazo, la lactancia o en el caso de deportistas de alto rendimiento.

Generalmente la recomendación es que del total de los requerimientos calóricos de una persona, el 15% provenga de alimentos tanto de origen animal como de origen vegetal, tales como:

  • Carne
  • Pollo
  • Pescado
  • Huevos
  • Lácteos (queso, leche, yogurt, crema)
  • Leguminosas (lentejas, frijoles, chícharos, haba, garbanzo, soya)
  • Cereales
  • Nueces y semillas
  • Deficiencia de proteína
    En condiciones normales es muy difícil que se presente una deficiencia de proteína como resultado de la dieta promedio, a menos que existan otras condiciones que pudieran provocarla, como problemas de absorción. En casos de malos hábitos alimenticios también puede presentarse esta deficiencia, y los síntomas son:

  • Fatiga
  • Pérdida de cabello
  • Pérdida de masa muscular
  • Irregularidades hormonales
  • Baja temperatura corporal
  • Otro problema es que al consumir grandes cantidades de proteína, introducimos en el organismo mayores cantidades de nitrógeno, que debe ser desechado a través de la orina. Esto puede provocar un esfuerzo mayor de los riñones, que puede traducirse en problemas renales.
    Para conocer sus necesidades específicas de proteína diarias, consulte a su médico.

    En Hospitales Angeles
    queremos un México lleno de vida.


    Más información

    NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO