PROCEDIMIENTOS
Bocio

El bocio es el crecimiento anormal de la glándula tiroides que se localiza en la cara anterior del cuello. Este padecimiento suele manifestarse cuando la tiroides, no produce suficiente cantidad de la hormona tiroidea para satisfacer las demandas corporales. En ese caso, la glándula se agranda para compensar esta situación, con lo cual generalmente se corrigen las deficiencias leves de la hormona. Sin embargo, también puede aparecer bocio cuando la glándula tiroides es hiperactiva, es decir, cuando produce un exceso de hormonas tiroideas.

Causas

Existen diferentes tipo de bocio:

  • Bocio endémico: suele presentarse en áreas geográficas con suelos deficientes en yodo, principalmente en zonas alejadas de la costa marítima. Es posible que las personas de estas comunidades no obtengan yodo suficiente en su dieta, el cual es vital para la formación de la hormona tiroidea.
  • Bocio esporádico: es causado por el consumo en grandes cantidades de ciertos alimentos o medicamentos. Los alimentos que pueden influir en este padecimiento son los que contienen sustancias que disminuyen la producción de hormona tiroidea, por ejemplo: la col, la soya, los cacahuates, los duraznos, las fresas, la espinaca y los rábanos. Entre los medicamentos se pueden mencionar los que contienen litio, cobalto y yoduros, entre otros.

Síntomas

Muchas veces el único síntoma que produce el bocio es la aparición de un bulto en la región anterior del cuello que puede variar desde un solo nódulo pequeño hasta un agrandamiento masivo. Cuando el crecimiento es considerable puede dar lugar a síntomas por compresión tales como:

  • Dificultad respiratoria o sibilancias (silbidos en el pecho) por compresión de la tráquea
  • Dificultad para deglutir por compresión del esófago
  • Mareo al elevar los brazos por encima de la cabeza

También pueden existir los síntomas característicos de los padecimientos relacionados, como el hipertiroidismo:

  • Nerviosismo
  • Palpitaciones
  • Cansancio
  • Pérdida de peso

O los síntomas del hipotiroidismo:

  • Intolerancia al frío
  • Somnolencia
  • Piel reseca

Diagnóstico

Los estudios necesarios para diagnosticar el bocio son:

  • Análisis sanguíneo para medir la hormona estimulante de la tiroides y la tiroxina (T4)
  • Captación de yodo y gammagrafía de la tiroides
  • Ultrasonido de la tiroides
  • En caso de la existencia de nódulos, puede ser recomendable una biopsia para descartar la posibilidad de cáncer de tiroides.

Tratamiento

Si el bocio no presenta ningún síntoma, es posible que no tenga mayor complicación, pero siempre es indispensable acudir al médico para que sea él quien indique el tratamiento a seguir. Cuando el bocio transcurre con hipertiroidismo puede ser necesaria una cirugía, en caso de que este padecimiento se presente por algún tumor.

Complicaciones

  • Es posible que se presenta un agrandamiento progresivo de la tiroides y/o el desarrollo de nódulos endurecidos, lo cual podría indicar malignidad tiroidea.
  • Un bocio simple puede progresar hacia un bocio nodular tóxico.
  • Puede presentarse hipotiroidismo después del tratamiento de un bocio grande con yodo radioactivo o cirugía.

Si requiere de mayor información llene nuestra forma de cont@cto.
Si requiere de mayor información llene nuestra forma de cont@cto.

NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO