PROCEDIMIENTOS
Avances en terapia oncológica

Investigaciones continuas en materia oncológica han logrado que los tratamientos para abatir el cáncer alcancen resultados cada vez más positivos proporcionando al paciente una mejor calidad de vida. Para hablarnos de los avances en terapia oncológica, se entrevistó al Dr. José Luis González Trujillo, oncólogo del Hospital Angeles León.

Dr. González Trujillo, ¿qué nos puede comentar acerca de los avances en materia oncológica?

Últimamente la terapia oncológica se ha transformado. Anteriormente sólo la cirugía tenía un papel importante en el tratamiento del cáncer y ahora se ha modificado al grado de que se toma en cuenta una terapia multidisciplinaria, la cual ha permitido aumentar el número de curas en los pacientes oncológicos. Anteriormente era muy baja en relación al promedio global de la población; ahora, uno de cada tres pacientes que llega a la consulta de un oncólogo tiene altas posibilidades de curarse.

¿A qué se debe este avance?

A la conjunción de los tratamientos estándares que antes estaban divididos y ahora se manejan en grupo como cirugía, radioterapia y quimioterapia. Lo más importante es que en la última década se han agregado terapias biológicas dirigidas contra el cáncer.

La terapia biológica se refiere a producir un fármaco específicamente diseñado para modificar el error que originó un cáncer; por ejemplo anticuerpos monoclonales, proteínas que bloquean genes específicos estimuladores de la formación de nuevas células.

Esta terapia ha revolucionado los tratamientos los últimos 10 años y ya se pueden aplicar en cualquier parte del mundo, inclusive en nuestro país y aquí en León.

Además de las terapias biológicas existe la otra línea de la oncología, la quimio-prevención. Ya es posible saber quien puede ser portador de un gen con predisposición al cáncer y cuál es el rango de peligrosidad. Con esta información tenemos alternativas para disminuir el riesgo de presentación de ese cáncer en el portador.

El uso de fármacos nuevos y la aplicación en el momento justo de quimioterapia, radioterapia, cirugía, terapia biológica y terapia de mantenimiento ha aumentado el rango de curas.

Dr. González, háblenos un poco más acerca de la terapia biológica, ¿qué es?

Lo voy a explicar con un ejemplo: En 1993 se conoció el error que producía un tipo de leucemia, ese error estaba basado en la existencia de la traslocación de 2 genes que formaban una proteína la cuál hacía que persistentemente una célula se reprodujera una y otra vez. Después de ello se solicitó la producción de un fármaco bloqueador de esa nueva proteína. La terapia biológica pues, es el diseño de un medicamento con características específicas dirigidas a un blanco, a un error que solo un tipo de cáncer tiene.

Por sus características de especificidad, la terapia biológica no es aplicable a todos los tipos de cáncer. Es tan específica que se tienen que producir medicamentos para cada tipo de cáncer. El problema es que se trata de investigación de primer nivel. El costo del fármaco eleva el costo de la terapia oncológica, porque es de vanguardia y al ser de vanguardia es de patente, lo cual significa que sólo un laboratorio en el mundo produce el fármaco, lo cual coloca a la terapia oncológica en un rango de alto costo.

Sin embargo, como pasó con las quimioterapias que al inicio eran muy costosas y progresivamente han ido disminuyendo su costo, es probable que suceda con la terapia biológica.

¿En qué tipo de cáncer se aplica actualmente la terapia biológica?

En el cáncer de mama del 25% al 30% de los tumores de seno presentan una proteína denominada HER2 que determina su agresividad. Actualmente, hay un fármaco con un anticuerpo monoclonal dirigido contra esa proteína. El anticuerpo la bloquea, disminuye la agresividad de ese cáncer y lo hace más tratable.

En los linfomas se presenta una situación similar. Existe ya un anticuerpo monoclonal (rituximap) que actúa sobre la proteína denominada CD20 presente en los linfomas derivados de las células B. Este fármaco destruye estas células y aumenta el rango de cura.

Otro ejemplo son los tumores del tracto gastrointestinal de origen estromal (es decir de tejido de sisotén de un órgano) cuyo comportamiento es muy agresivo, invasivo y nada los detenía. Solo mediante detección temprana eran operables, pero no existía tratamiento. Se logró descubrir que en la superficie contienen una proteína denominada C-KIT que le confiere sus características. Ya existe un fármaco (elglibec) bloqueador de esa proteína, que detiene el crecimiento del tumor e incluso lo hace más chico.

¿Cuál es la ventaja de la terapia biológica?

Las complicaciones no son como las de la quimioterapia. Los efectos de la quimioterapia comprenden náusea, vómito, ataque del estado general, pérdida de peso, pérdida del cabello y malestar general porque estamos atacando al crecimiento de la célula.

En tanto que está dirigida, la terapia biológica causa complicaciones mínimas, similares a las de una vacuna. Origina malestar general, fiebre, sensación de cuerpo cortado (como de una gripe), porque es una proteína extraña al organismo, pero el estado es temporal y tratable, a comparación del gran malestar que producen los tratamientos quimioterapéuticos.

¿Cuál es su visión a futuro?

Aún desconocemos qué va a pasar porque sabemos que el error en un cáncer no se concentra en una sola proteína, si así fuera ya se hubiera creado el fármaco para bloquearla, y aunque ya estamos empezando a bloquear hasta tres, el cáncer comprende, por lo menos, cinco o seis proteínas erróneas.

Muy probablemente en un futuro no muy lejano, se cree que en los siguientes 10 años, dispondremos de un sin fin de fármacos nuevos que modificarán los esquemas de tratamientos de los pacientes con cáncer. Es probable que estos medicamentos disminuyan la toxicidad y aumenten el control de la enfermedad.

Ahora, para nosotros, la enfermedad más difícil de tratar es el cáncer metastásico, es decir, aquellos que ya han causado lesiones en órganos y tejidos distintos a aquellos en los que se originaron. Este tipo de cánceres antes eran mortales.

En los últimos años la terapia biológica está logrando, sino eliminar el cáncer por completo, sí convertirlo en enfermedad crónica. Es decir, controlable, sin dañar ni poner en peligro la vida del paciente, y ofreciéndole una mejor calidad y cantidad de vida.

¿La terapia biológica se aplica como única o complementaria?

Depende del caso. En los tumores estomales del tracto digestivo es la terapia de elección, ya que es la única. En cáncer de mama es complementario a la quimioterapia; es el mismo caso de los linfomas. En cáncer de pulmón hay una terapia biológica que se acaba de convertir en la tercer línea de tratamiento después de la quimioterapia.

Hay un anticuerpo monoclonal que se está probando y que al parecer se convertirá en el estándar junto con la primera línea de quimioterapia para cáncer de colon.

En cada enfermedad las distintas terapias van cobrando su justa dimensión. Evidentemente la cirugía sigue siendo la herramienta inicial, pero la conjunción de todo esto ha permitido que en los últimos años en lugar de tener un 15% ó 20% de pacientes globales que se van a curar de cáncer, el rango de cura haya elevado a 30% ó 35%.

La mayoría de los medicamentos aplicados en terapias biológicas son experimentales. Son pocos los ejemplos en los cuales los fármacos de este tipo son considerados tratamiento estándar en algún tumor específico.

Sin embargo, cada año aparecen nuevos fármacos, nuevas aplicaciones y eso permitirá que en los siguientes 10 años la oncología tenga una perspectiva completamente diferente a los años previos.

¿Cuál es el cáncer más frecuente que se presenta en México?

Depende de la edad, las características y el sexo. En mujeres, el cáncer más frecuente sigue siendo el cérvico-uterino. En segundo lugar es el cáncer de seno. En hombre, el principal en frecuencia es el cáncer de próstata y en segundo el cáncer de pulmón.

Ahora, en rangos de mortalidad el primero es el cáncer de pulmón, muy agresivo.

El registro histopatológico de neoplasias malignas de la Secretaría de Salud indica que 1 de cada 15 a 20 mujeres padecerá cáncer de seno en algún momento de su vida. Mientras en que en Estados Unidos el promedio es 1 de cada 8. En cáncer de próstata se presenta en 1 de cada 8 ó 9 hombres, mientras que en Estados Unidos, es 1 de cada 6.

Con respecto a otras enfermedades, el cáncer, o los tumores en general, son la segunda causa de muerte, la primera son las enfermedades cardiovasculares y la tercera es la diabetes.

¿Cuál es la razón de que se presente con más frecuencia?

Hay trabajos que sostienen que el error actual del ser humano es que estamos viviendo ya más de lo que nuestras células están hechas para vivir y al aumentar el rango de vida se presentan más errores que se van agregando en algún sitio y eso produce un tumor. Si viviéramos muchos años, prácticamente todos los humanos moriríamos por algún error en la formación de una de nuestras células.

Esa teoría parece correcta porque el cáncer es un problema en el control de calidad de nuevas células. Entre más viva una persona más probabilidades hay de que se presente un error en el control de calidad. El cuerpo no es perfecto.

Además, la vida industrializada expone nuestro cuerpo a toxinas a las que no estábamos expuestos hace 100 ó 200 años. A principios del siglo XIX la mediana de supervivencia en la población mundial eran 42 años, y ahora es 79. Hemos casi duplicado en 100 años nuestra probabilidad de vivir.

Hace 100 años, la mortalidad infantil era muy alta; ahora se está acercando a cero en los primeros 5 años de vida. Ahora viven individuos que no sabíamos si lo iban a hacer y ahora presentan enfermedades nuevas, aunado a toxicidades, alimentos industrializados, contaminación de las ciudades, manejo inadecuado de desechos radioactivos está causando lo que estamos viendo, que el cáncer se ha convertido en las segunda causa de muerte.

Afortunadamente muchos de los cánceres ya los podemos curar y año con año se han ido sumando éxitos en la oncología que no son tan manifiestos como los que se ven en las enfermedades cardiovasculares, por ejemplo.

En los laboratorios de biología molecular del mundo el sueño es encontrar una droga maravillosa que revierta el daño que esta produciendo el cáncer a nivel genético y se produzcan, nuevamente, células normales. Es muy difícil dado que hay tumores que tienen hasta 10 o 15 errores genéticos que determinan su rango de agresividad.

¿De qué otros recursos se dispone para mejorar la calidad de vida de los pacientes con cáncer?

La terapia de apoyo es muy importante en aquél grupo de pacientes con cáncer en etapa muy avanzada y que irremediablemente los va a llevar a la muerte. La terapia de apoyo comprende los cuidados paliativos cuyo objetivo es hacer que la calidad de vida del paciente sea lo mejor posible, mediante control del dolor y de las manifestaciones del tumor, de tal modo que el deceso sea digno, sin demasiado sufrimiento.

En México hay pocos especialistas en cuidados paliativos, si bien muchos oncólogos hemos recibido entrenamiento asociado a eso. Incluso se planea que en el plan de estudios de oncología se incluya la terapia de cuidados paliativos, pues debe aplicarse, si bien no es la línea más satisfactoria.

¿Algo más que quiera agregar?

La oncología es una de las especialidades que va más a la vanguardia de la medicina. Junto con el SIDA y las enfermedades cardiovasculares, es una de las que registra más avances, fármacos e investigación pues se considera un problema de salud.

Y se ha complicado al grado de que actualmente la tendencia en el mundo es ofrecer al paciente, lo que Hospitales Angeles proporciona, la atención multidisciplinaria. Somos un equipo de diferentes especialistas ligados a la oncología para proporcionar la mejor atención terapéutica a un paciente con una enfermedad de estas características.


Si requiere de mayor información llene nuestra forma de cont@cto.

NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO