Cáncer oral


Aunque el cáncer de boca no es una enfermedad frecuente, como cualquier otro tipo de cáncer es letal si no se diagnostica a tiempo. Afecta principalmente a personas mayores de cuarenta años. El tabaco es una de sus principales causas. La cirugía se considera el tratamiento más eficaz para combatirlo.

Factores de riesgo
No sólo el tabaco puede producir cáncer oral. También el consumo excesivo de alcohol, las heridas, llagas o úlceras que permanecen más de quince días sin curar y las prótesis mal colocadas que producen irritaciones. Además, hay que tener cuidado con:

  • Exponerse al sol por un periodo prolongado sin protector labial.
  • Tener una mala higiene bucal.
  • Llevar una dieta deficiente en vitaminas A, E, C o hierro.
  • Tener una Infección viral, particularmente el papiloma humano (VPH).
  • Zonas afectadas 
    El cáncer de boca puede desarrollarse en los labios, base de la boca, lengua, encías, paladar, parte interior de las mejillas, base de la lengua y amígdalas. Al comienzo, esta enfermedad es indolora en la mayoría de los casos.

    Aunque cada paciente puede presentar síntomas diferentes, el cáncer de boca se caracteriza por la aparición de llagas, úlceras o bultos en los labios o en el interior de la boca, así como manchas rojas en la lengua. También puede presentarse:

  • Ronquera o sensación de algo atorado en la garganta.
  • Dificultad para masticar y/o tragar.
  • Dificultad para mover la mandíbula o la lengua.
  • Adormecimiento de la lengua u otras partes de la boca.
  • Hinchazón de la mandíbula, lo que provoca que las prótesis dentales resulten incómodas.
  • Dolor de oídos.
  • Hemorragias en la boca.
  • Dolor o resequedad en la boca sin causa aparente.
  • Pérdida de peso.
  • Dientes flojos.
  • Dolor alrededor de los dientes o quijada.
  • En todos estos casos es fundamental la revisión de un especialista para que determine el origen de la herida y la someta al tratamiento correcto.

    Tratamiento 
    En primer lugar es necesario realizar una biopsia para confirmar la aparición del cáncer. El tratamiento y su duración dependerán de la zona afectada y puede ser necesaria la utilización de:

    Radioterapia.- Es el uso de rayos X u otro tipo de rayos de alta energía, en dosis elevadas para destruir las células cancerosas.

    Quimioterapia.- Es el uso de medicamentos para destruir las células cancerosas.

    Cirugía.- Se remueven los tejidos infectados y en ocasiones también los ganglios afectados que se encuentran en el cuello.

    Rehabilitación
    La cirugía plástica o reconstructiva puede beneficiar a algunos pacientes a restablecer los tejidos blandos o huesos de la boca dañados durante el tratamiento y así recuperar una apariencia normal. O bien, los pacientes pueden utilizar prótesis dentales o de cara para restablecer una apariencia normal.

    En estos casos la terapia física puede facilitar la recuperación del habla, la manera de deglutir, así como un entrenamiento especial para el uso de las prótesis en caso de que sea necesario.

    Asimismo la terapia psicológica puede ayudar principalmente a que el paciente acepte la enfermedad, así como los trastornos colaterales que conlleva y, en algunos casos, la pérdida o deformación física ocasionada por el cáncer.

    Después del tratamiento será necesario cambiar el estilo de vida, de nutrición, fomentar el conocimiento de la salud corporal y acudir periódicamente al especialista.

    En Hospitales Angeles
    queremos un México lleno de vida.


    Si requiere de mayor información llene nuestra forma de cont@cto.

    NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO